Colección Castagnino+macro

En una línea de producción diferente a aquellas que responden a las teorías que postulan la descentralización y a las lecturas filosóficas deleuzianas con las que la autora venía trabajando, se encuentra Coca Cola es un ejército. Una obra que, como su nombre lo señala, deja asentada la mirada crítica de Del Río acerca de uno de los íconos típicos de la publicidad contemporánea. Asimismo, a través de la grafía, la artista vuelve a poner énfasis en el gesto del dibujo. Interés que ya dejaba en sus telas con frases bordadas a mano.