Imagen no disponible.

Despojados de su carácter utilitario, ensamblados y re-situados en un nuevo contexto, la artista logra crear obras de gran belleza y sensualidad dadas por la pulcritud de los detalles y acabados. No obstante, el simple aspecto decorativo de las mismas conllevan cierto dejo crítico hacia el consumismo. En estos parámetros se encuentra esta obra. La autora manipula materiales diversos a fin de hacerlos devenir en obra mediante procedimientos cercanos a las labores artesanales, tales como el bricollage y alejadas de las técnicas estéticas tradicionales. Asimismo, estas piezas no sólo cuestionan los cánones impuestos por el mercado sino que, además, ponen en foco la misma praxis artística.