Imagen no disponible.

Siempre tomando como referente a artistas, ilustradores e historietistas, Lenardón logra artícular un conjunto de imágenes planas que navegan entre la mímesis y la tautología, creando un universo donde se mixtura la realidad con lo fantástico.

En este marco se halla Otro país rojo teti. Una composición donde los juegos formales hacen a su propia lógica interna. Una obra realizada a partir de la repetición de formas que se recortan sobre un fondo rojo carente de perspectiva y de líneas orgánicas que generan cierto ritmo al operar como módulos. Estos trazos libres, entretanto, pueden asemejarse a cierta anatomía femenina de la que, posiblemente, devenga el título de la obra.