Sede Castagnino
Del 30.10.15 al 27.03.16

París en el horizonte

La colección de Enrique Astengo (1913-1930)

Curaduría: María de la Paz López Carvajal, Pablo Montini

Esta exposición intenta reconstruir parte de lo que fue la colección original de Enrique Astengo (1867-1939), donada luego de su muerte por sus hijos Héctor, Celia y María Antonia a las colecciones públicas de Rosario, y que por primera vez serán exhibidas en el Museo Castagnino, en colaboración recíproca con el Museo Histórico Provincial Dr. Julio Marc.

Colección histórica - Objeto - Pieza de diseño - Pintura

Biombo de madera tallada y laca de Coromandel, China, Dinastía Qing, siglo XVIII
Foto de sala
Foto de sala

Desde principios del siglo XX Rosario se transformó en el paradigma nacional del progreso gracias a la expansión del modelo agroexportador en la región. En este camino abierto a la modernidad, su dirigencia económica encontró en el consumo artístico la marca de distinción que a partir de la celebración del Centenario dio forma a la edad dorada del coleccionismo local y a la organización de las primeras instituciones artísticas.

Enrique Astengo, que arribó a la ciudad sin más capital que sus brazos y llegó en poco tiempo a ser el poseedor de una inmensa fortuna, inició su colección de artes decorativas y pintura en esta etapa. Su exposición como coleccionista fue breve pero decisiva: participó con telas atribuidas a antiguos maestros en la muestra Arte Retrospectivo El Círculo (Museo Municipal de Bellas Artes, 1923), con pintura de escuelas decimonónicas en Arte Francés, siglos XIX y XX (Museo Nacional de Bellas Artes, 1933) y en La pintura francesa de David a nuestros días (Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, 1939).

A su muerte en 1939 su colección pasó a manos de su mujer Antonia Sainte Marie y sus hijos. Varias décadas más tarde, tres de ellos -Celia, Héctor y María Antonia- legaron parte de las piezas de artes decorativas y pinturas que habían heredado de su padre a las colecciones públicas de la ciudad. Su exhibición nos permite reconstruir parte de lo que fue la colección original -adquirida en galerías y anticuarios de nuestro país y en las capitales europeas con procedencias autorizadas- y descubrir un conjunto único en su tipo en Rosario que colocaba a Francia como la precursora del arte moderno: Escuela de 1830 y sus seguidores, realismo, artistas europeos que participaron del Salón de París e impresionismo. La selección de objetos y pinturas ubican a Astengo en sintonía con el coleccionismo de la alta burguesía internacional y lo destacan como uno de los coleccionistas más importantes de arte francés de la Argentina.

La colaboración recíproca entre los museos Histórico Provincial Dr. Julio Marc y Castagnino+macro hizo posible esta exposición que evoca el gusto de la burguesía rosarina de las primeras décadas del siglo XX celebrando la vocación filantrópica de la familia Astengo con su generosa donación a la comunidad local.