Sede Macro
Del 28.08.15 al 11.11.15

Flor y flauta

Esculturas realizadas con horneados de masa de harina y agua.

Escultura - Objeto

Foto de sala
Detalle de la obra
Foto de sala

Tambor de Truenos

Queremos creer que no perdimos la semilla, aquella que desplegó sus raíces y cubrió campos enteros de espigas de trigo en nuestras manos, ahora, doradas. Cultivamos la necesidad, trabajamos la tierra bajo el sol y una vez que entró en nuestros cuerpos nos supimos dioses, o quisimos creer que la divinidad existía de alguna manera en eso que llamamos humano. Para entonces no sabíamos que ese primer contacto con lo sagrado era un contacto con nosotros mismos: el primer contacto que recreamos cuando la harina y el agua entran en movimiento, abriendo un espacio donde solo es posible la poesía.

Con el engrudo entre los dedos, sentimos la ausencia de la forma en la deconstrucción de un esquema de sensaciones automático, ese hiato que se abre entre nosotros y el sol: lo divino no sabe de lo práctico.

Fue entonces la praxis, en la construcción de un dios al que rezamos pero quien no reza por nosotros, aquel que despertó el hambre y el impulso a crear otras posibilidades de existir en un mundo donde las respuestas empiezan a esconder las primeras preguntas.

Y allí apareció el ritual.

En torno a la ofrenda del primer alimento, nos volvemos a situar entre lo humano y lo divino, con los ojos boquiabiertos frente a la vertiginosa inmensidad de habitarnos; así, atravesados por la luz del sol.

Clara Federica Chiossone

 

Artistas que integran la muestra: Caro Villanueva, Clara Federica Chiossone, Majo Badra, y Carlos Aguirre.